Código Civil Federal

  • Artículo 1679. No podrá ser albacea el que no tenga la libre disposición de sus bienes.

    La mujer casada, mayor de edad, podrá serlo sin la autorización de su esposo.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1680. No pueden ser albaceas, excepto en el caso de ser herederos únicos:

    1. Los magistrados y jueces que estén ejerciendo jurisdicción en el lugar en que se abre la sucesión;

    2. Los que por sentencia hubieren sido removidos otra vez del cargo de albacea;

    3. Los que hayan sido condenados por delitos contra la propiedad;

    4. Los que no tengan un modo honesto de vivir.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1681. El testador puede nombrar uno o más albaceas.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1682. Cuando el testador no hubiere designado albacea o el nombrado no desempeñare el cargo, los herederos elegirán albacea por mayoría de votos. Por los herederos menores votarán sus legítimos representantes.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1683. La mayoría, en todos los casos de que habla este Capítulo, y los relativos a inventario y partición, se calculará por el importe de las porciones, y no por el número de las personas.

    Cuando la mayor porción esté representada por menos de la cuarta parte de los herederos, para que haya mayoría se necesita que con ellos voten los herederos que sean necesarios para formar por lo menos la cuarta parte del número total.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1684. Si no hubiere mayoría, el albacea será nombrado por el juez, de entre los propuestos.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1685. Lo dispuesto en los dos artículos que preceden se observará también en los casos de intestado, y cuando el albacea nombrado falte, sea por la causa que fuere.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1686. El heredero que fuere único, será albacea si no hubiere sido nombrado otro en el testamento. Si es incapaz, desempeñará el cargo su tutor.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1687. Cuando no haya heredero o el nombrado no entre en la herencia, el juez nombrará el albacea si no hubiere legatarios.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1688. En el caso del artículo anterior, si hay legatarios, el albacea será nombrado por éstos.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1689. El albacea nombrado conforme a los dos artículos que preceden, durará en su encargo mientras que, declarados los herederos legítimos, éstos hacen la elección de albacea.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1690. Cuando toda la herencia se distribuya en legados, los legatarios nombrarán el albacea.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1691. El albacea podrá ser universal o especial.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1692. Cuando fueren varios los albaceas nombrados, el albaceazgo será ejercido por cada uno de ellos, en el orden en que se hubiesen sido designados, a no ser que el testador hubiere dispuesto expresamente que se ejerza de común acuerdo por todos los nombrados, pues en este caso se considerarán mancomunados.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1693. Cuando los albaceas fueren mancomunados sólo valdrá lo que todos hagan de consuno; lo que haga uno de ellos, legalmente autorizado por los demás, o lo que, en caso de disidencia, acuerde el mayor número. Si no hubiere mayoría, decidirá el juez.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1694. En los casos de suma urgencia, puede uno de los albaceas mancomunados practicar, bajo su responsabilidad personal, los actos que fueren necesarios, dando cuenta inmediatamente a los demás.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1695. El cargo de albacea es voluntario; pero el que lo acepte, se constituye en la obligación de desempeñarlo.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1696. El albacea que renuncie sin justa causa, perderá lo que hubiere dejado el testador. Lo mismo sucederá cuando la renuncia sea por justa causa, si lo que se deja al albacea es con el exclusivo objeto de remunerarlo por el desempeño del cargo.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1697. El albacea que presente excusas, deberá hacerlo dentro de los seis días siguientes a aquel en que tuvo noticia de su nombramiento; o si éste le era ya conocido, dentro de los seis días siguientes a aquel en que tuvo noticia de la muerte del testador. Si presenta sus excusas fuera del término señalado, responderá de los daños y perjuicios que ocasione.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1698. Pueden excusarse de ser albaceas:

    1. Los empleados y funcionarios públicos;

    2. Los militares en servicio activo;

    3. Los que fueren tan pobres que no puedan atender el albaceazgo sin menoscabo de su subsistencia;

    4. Los que por el mal estado habitual de salud, o por no saber leer ni escribir, no puedan atender debidamente el albaceazgo;

    5. Los que tengan sesenta años cumplidos;

    6. Los que tengan a su cargo otro albaceazgo.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1699. El albacea que estuviere presente mientras se decide sobre su excusa, debe desempeñar el cargo bajo la pena establecida en el artículo 1696.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1700. El albacea no podrá delegar el cargo que ha recibido, ni por su muerte pasa a sus herederos; pero no está obligado a obrar personalmente; puede hacerlo por mandatarios que obren bajo sus órdenes, respondiendo de los actos de éstos.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1701. El albacea general está obligado a entregar al ejecutor especial las cantidades o cosas necesarias para que cumpla la parte del testamento que estuviere a su cargo.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1702. Si el cumplimiento del legado dependiere de plazo o de alguna condición suspensiva, podrá el ejecutor general resistir la entrega de la cosa o cantidad, dando fianza a satisfacción del legatario o del ejecutor especial, de que la entrega se hará en su debido tiempo.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1703. El ejecutor especial podrá también, a nombre del legatario, exigir la constitución de la hipoteca necesaria.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1704. El derecho a la posesión de los bienes hereditarios se transmite, por ministerio de la ley, a los herederos y a los ejecutores universales, desde el momento de la muerte del autor de la herencia, salvo lo dispuesto en el artículo 205.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1705. El albacea debe deducir todas las acciones que pertenezcan a la herencia.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1706. Son obligaciones del albacea general:

    1. La presentación del testamento;

    2. El aseguramiento de los bienes de la herencia;

    3. La formación de inventarios;

    4. La administración de los bienes y la rendición de las cuentas del albaceazgo;

    5. El pago de las deudas mortuorias, hereditarias y testamentarias;

    6. La partición y adjudicación de los bienes entre los herederos y legatarios;

    7. La defensa, en juicio y fuera de él, así de la herencia como de la validez del testamento;

    8. La de representar a la sucesión en todos los juicios que hubieren de promoverse en su nombre o que se promovieren en contra de ella;

    9. Las demás que le imponga la ley.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1707. Los albaceas, dentro de los quince días siguientes a la aprobación del inventario, propondrán al juez la distribución provisional de los productos de los bienes hereditarios, señalando la parte de ellos que cada bimestre deberá entregarse a los herederos o legatarios.

    El juez, observando el procedimiento fijado por el Código de la materia, aprobará o modificará la proposición hecha, según corresponda.

    El albacea que no presente la proposición de que se trata o que durante dos bimestres consecutivos, sin justa causa, no cubra a los herederos o legatarios lo que les corresponda, será separado del cargo a solicitud de cualquiera de los interesados.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1708. El albacea también está obligado, dentro de los tres meses, contados desde que acepte su nombramiento, a garantizar su manejo, con fianza, hipoteca o prenda, a su elección conforme a las bases siguientes:

    1. Por el importe de la renta de los bienes raíces en el último año y por los réditos de los capitales impuestos, durante ese mismo tiempo;

    2. Por el valor de los bienes muebles;

    3. Por el de los productos de las fincas rústicas en un año, calculados por peritos o por el término medio de un quinquenio, a elección del juez;

    4. En las negociaciones mercantiles e industriales por el veinte por ciento del importe de las mercancías, y demás efectos muebles, calculado por los libros si están llevados en debida forma o a juicio de peritos.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1709. Cuando el albacea sea también coheredero y su porción baste para garantizar, conforme a lo dispuesto en el artículo que precede, no estará obligado a prestar garantía especial, mientras que conserve sus derechos hereditarios. Si su porción no fuere suficiente para prestar la garantía de que se trata, estará obligado a dar fianza, hipoteca o prenda por lo que falte para completar esa garantía.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1710. El testador no puede librar al albacea de la obligación de garantizar su manejo; pero los herederos, sean testamentarios o legítimos, tienen derecho a dispensar al albacea del cumplimiento de esta obligación.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1711. Si el albacea ha sido nombrado en testamento y lo tiene en su poder, debe presentarlo dentro de los ocho días siguientes a la muerte del testador.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1712. El albacea debe formar el inventario dentro del término señalado por el Código de Procedimientos Civiles. Si no lo hace, será removido.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1713. El albacea, antes de formar el inventario, no permitirá la extracción de cosa alguna, si no es que conste la propiedad ajena por el mismo testamento, por instrumento público o por los libros de la casa llevados en debida forma, si el autor de la herencia hubiere sido comerciante.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1714. Cuando la propiedad de la cosa ajena conste por medios diversos de los enumerados en el artículo que precede, el albacea se limitará a poner al margen de las partidas respectivas, una nota que indique la pertenencia de la cosa, para que la propiedad se discuta en el juicio correspondiente.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1715. La infracción a los dos artículos anteriores, hará responsable al albacea de los daños y perjuicios.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1716. El albacea, dentro del primer mes de ejercer su cargo, fijará de acuerdo con los herederos, la cantidad que haya de emplearse en los gastos de administración y el número y sueldos de los dependientes.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1717. Si para el pago de una deuda u otro gasto urgente, fuere necesario vender algunos bienes, el albacea deberá hacerlo, de acuerdo con los herederos, y si esto no fuere posible, con aprobación judicial.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1718. Lo dispuesto en los artículos 569 y 570, respecto de los tutores, se observará también respecto de los albaceas.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1719. El albacea no puede gravar ni hipotecar los bienes, sin consentimiento de los herederos o de los legatarios en su caso.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1720. El albacea no puede transigir ni comprometer en árbitros los negocios de la herencia, sino con consentimiento de los herederos.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1721. El albacea sólo puede dar en arrendamiento hasta por un año los bienes de la herencia. Para arrendarlos por mayor tiempo, necesita del consentimiento de los herederos o de los legatarios en su caso.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1722. El albacea está obligado a rendir cada año cuenta de su albaceazgo. No podrá ser nuevamente nombrado, sin que antes haya sido aprobada su cuenta anual. Además, rendirá la cuenta general de albaceazgo. También rendirá cuenta de su administración, cuando por cualquier causa deje de ser albacea.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1723. La obligación que de dar cuenta tiene el albacea, pasa a sus herederos.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1724. Son nulas de pleno derecho las disposiciones por las que el testador dispense al albacea de la obligación de hacer inventario o de rendir cuentas.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1725. La cuenta de administración debe ser aprobada por todos los herederos; el que disienta, puede seguir a su costa el juicio respectivo, en los términos que establezca el Código de Procedimientos Civiles.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1726. Cuando fuere heredera la Beneficencia Pública o los herederos fueren menores, intervendrá el Ministerio Público en la aprobación de las cuentas.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1727. Aprobadas las cuentas, los interesados pueden celebrar sobre su resultado, los convenios que quieran.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1728. El heredero o herederos que no hubieren estado conformes con el nombramiento de albacea hecho por la mayoría, tienen derecho a nombrar un interventor que vigile al albacea.

    Si la minoría inconforme la forman varios herederos, el nombramiento de interventor se hará por mayoría de votos, y si no se obtiene mayoría, el nombramiento lo hará el juez, eligiendo el interventor de entre las personas propuestas por los herederos de la minoría.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1729. Las funciones del interventor se limitarán a vigilar el exacto cumplimiento del cargo de albacea.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1730. El interventor no puede tener la posesión ni aun interina de los bienes.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1731. Debe nombrarse precisamente un interventor:

    1. Siempre que el heredero esté ausente o no sea conocido;

    2. Cuando la cuantía de los legados iguale o exceda a la porción del heredero albacea;

    3. Cuando se hagan legados para objetos o establecimientos de Beneficencia Pública.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1732. Los interventores deben ser mayores de edad y capaces de obligarse.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1733. Los interventores durarán mientras que no se revoque su nombramiento.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1734. Los interventores tendrán la retribución que acuerden los herederos que los nombran, y si los nombra el juez, cobrarán conforme a Arancel, como si fuera un apoderado.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1735. Los acreedores y legatarios no podrán exigir el pago de sus créditos y legados, si no hasta que el inventario haya sido formado y aprobado, siempre que se forme y apruebe dentro de los términos señalados por la ley; salvo en los casos prescritos en los artículos, 1754 y 1757, y aquellas deudas sobre las cuales hubiere juicio pendiente al abrirse la sucesión.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1736. Los gastos hechos por el albacea en el cumplimiento de su cargo, incluso los honorarios de abogado y procurador que haya ocupado, se pagarán de la masa de la herencia.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1737. El albacea debe cumplir su encargo dentro de un año, contado desde su aceptación, o desde que terminen los litigios que se promovieren sobre la validez o nulidad del testamento.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1738. Sólo por causa justificada pueden los herederos prorrogar al albacea el plazo señalado en el artículo anterior, y la prórroga no excederá de un año.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1739. Para prorrogar el plazo de albaceazgo, es indispensable que haya sido aprobada la cuenta anual del albacea, y que la prórroga la acuerde una mayoría que represente las dos terceras partes de la herencia.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1740. El testador puede señalar al albacea la retribución que quiera.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1741. Si el testador no designare la retribución, el albacea cobrará el dos por ciento sobre el importe líquido y efectivo de la herencia, y el cinco por ciento sobre los frutos industriales de los bienes hereditarios.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1742. El albacea tiene derecho de elegir entre lo que le deja el testador por el desempeño del cargo y lo que la ley le concede por el mismo motivo.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1743. Si fueren varios y mancomunados los albaceas, la retribución se repartirá entre todos ellos; si no fueren mancomunados, la repartición se hará en proporción al tiempo que cada uno haya administrado y al trabajo que hubiere tenido en la administración.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1744. Si el testador legó conjuntamente a los albaceas alguna cosa por el desempeño de su cargo, la parte de los que no admitan éste, acrecerá a los que lo ejerzan.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1745. Los cargos de albacea e interventor, acaban:

    1. Por el término natural del encargo;

    2. Por muerte;

    3. Por incapacidad legal, declarada en forma;

    4. Por excusa que el juez califique de legítima, con audiencia de los interesados y del Ministerio Público, cuando se interesen menores o la Beneficencia Pública;

    5. Por terminar el plazo señalado por la ley y las prórrogas concedidas para desempeñar el cargo;

    6. Por revocación de sus nombramientos, hecha por los herederos;

    7. Por remoción.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1746. La revocación puede hacerse por los herederos en cualquier tiempo, pero en el mismo acto debe nombrarse el substituto.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1747. Cuando el albacea haya recibido del testador algún encargo especial, además del de seguir el juicio sucesorio para hacer entrega de los bienes a los herederos, no quedará privado de aquel encargo por la revocación del nombramiento de albacea que hagan los herederos. En tal caso, se considerará como ejecutor especial y se aplicará lo dispuesto en el artículo 1701.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1748. Si la revocación se hace sin causa justificada, el albacea removido tiene derecho de percibir lo que el testador le haya dejado por el desempeño del cargo o el tanto por ciento que le corresponda conforme al artículo 1741, teniéndose en cuenta lo dispuesto en el artículo 1743.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 1749. La remoción no tendrá lugar sino por sentencia pronunciada en el incidente respectivo, promovido por parte legítima.

    Volver al inicio Volver al indice

  1. << CAPITULO III
  2. CAPITULO V >>