Código Civil Federal

  • Artículo 511. Pueden excusarse de ser tutores:

    1. Los empleados y funcionarios públicos;

    2. Los militares en servicio activo;

    3. Los que tengan bajo su patria potestad tres o más descendientes;

    4. Los que fueren tan pobres, que no puedan atender a la tutela sin menoscabo de su subsistencia;

    5. Los que por el mal estado habitual de su salud, o por su rudeza e ignorancia, no puedan atender debidamente a la tutela;

    6. Los que tengan sesenta años cumplidos;

    7. Los que tengan a su cargo otra tutela o curaduría;

    8. Los que por su inexperiencia en los negocios o por causa grave, a juicio del Juez, no estén en aptitud de desempeñar convenientemente la tutela.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 512. Si el que teniendo excusa legítima para ser tutor acepta el cargo, renuncia por el mismo hecho a la excusa que le concede la Ley.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 513. El tutor debe proponer sus impedimentos o excusas dentro del término fijado por el Código de Procedimientos Civiles, y cuando transcurra el término sin ejercitar el derecho, se entiende renunciada la excusa.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 514. Si el tutor tuviere dos o más excusas las propondrá simultáneamente, dentro del plazo respectivo; y si propone una sola, se entenderán renunciadas las demás.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 515. Mientras que se califica el impedimento o la excusa, el Juez nombrará un tutor interino.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 516. El tutor testamentario que se excuse de ejercer la tutela, perderá todo derecho a lo que le hubiere dejado el testador por este concepto.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 517. El tutor que sin excusa o desechada la que hubiere propuesto no desempeñe la tutela, pierde el derecho que tenga para heredar al incapacitado que muera intestado, y es responsable de los daños y perjuicios que por su renuncia hayan sobrevenido al mismo incapacitado. En igual pena incurre la persona a quien corresponda la tutela legítima, si habiendo sido legalmente citada, no se presenta al juez manifestando su parentesco con el incapaz.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 518. Muerto el tutor que esté desempeñando la tutela, sus herederos o ejecutores testamentarios están obligados a dar aviso al juez, quien proveerá inmediatamente al incapacitado del tutor que corresponda, según la ley.

    Volver al inicio Volver al indice

  1. << CAPITULO VII
  2. CAPITULO IX >>