Código Civil Federal

  • Artículo 340. La filiación de los hijos nacidos de matrimonio se prueba con la partida de su nacimiento y con el acta de matrimonio de sus padres.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 341. A falta de actas o si éstas fueren defectuosas, incompletas o falsas, se probará con la posesión constante de estado de hijo nacido de matrimonio. En defecto de esta posesión son admisibles para demostrar la filiación todos los medios de prueba que la ley autoriza, pero la testimonial no es admisible si no hubiere un principio de prueba por escrito o indicios o presunciones resultantes de hechos ciertos que se consideren bastante graves para determinar su admisión.

    Si uno solo de los registros faltare o estuviere inutilizado y existe el duplicado, de éste deberá tomarse la prueba, sin admitirla de otra clase.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 342. Si hubiere hijos nacidos de dos personas que han vivido públicamente como marido y mujer, y ambos hubieren fallecido, o por ausencia o enfermedad les fuere imposible manifestar el lugar en que se casaron, no podrá disputarse a esos hijos haber nacido de matrimonio por sólo la falta de presentación del acta del enlace de sus padres, siempre que se pruebe que tienen la posesión de estado de hijos de ellos, o que por los medios de prueba que autoriza el artículo anterior, se demuestre la filiación y no esté contradicha por el acta de nacimiento.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 343. Si un individuo ha sido reconocido constantemente como hijo de matrimonio, por la familia del marido y en la sociedad, quedará probada la posesión de estado de hijo de matrimonio si además concurre alguna de las circunstancias siguientes:

    1. Que el hijo haya usado constantemente el apellido del que pretende que es su padre, con anuencia de éste;

    2. Que el padre lo haya tratado como a hijo nacido de su matrimonio, proveyendo a su subsistencia, educación y establecimiento;

    3. Que el presunto padre tenga la edad exigida por el artículo 361.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 344. Declarado nulo un matrimonio, haya habido buena o mala fe en los cónyuges al celebrarlo, los hijos tenidos durante él se consideran como hijos de matrimonio.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 345. No basta el dicho de la madre para excluir de la paternidad al marido. Mientras que éste viva, únicamente él podrá reclamar contra la filiación del hijo concebido durante el matrimonio.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 346. Las acciones civiles que se intenten contra el hijo por los bienes que ha adquirido durante su estado de hijo nacido de matrimonio, aunque después resulte no serlo, se sujetarán a las reglas comunes para la prescripción.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 347. La acción que compete al hijo para reclamar su estado, es imprescriptible para él y sus descendientes.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 348. Los demás herederos del hijo podrán intentar la acción de que trata el artículo anterior:

    1. Si el hijo ha muerto antes de cumplir veintidós años.

    2. Si el hijo cayó en demencia antes de cumplir los veintidós años y murió después en el mismo estado.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 349. Los herederos podrán continuar la acción intentada por el hijo a no ser que éste se hubiere desistido formalmente de ella, o nada hubiere promovido judicialmente durante un año contado desde la última diligencia.

    También podrán contestar toda demanda que tenga por objeto disputarle la condición de hijo nacido de matrimonio.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 350. Los acreedores, legatarios y donatarios tendrán los mismos derechos que a los herederos conceden los artículos 348 y 349, si el hijo no dejó bienes suficientes para pagarles.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 351. Las acciones de que hablan los tres artículos que preceden, prescriben a los cuatro años, contados desde el fallecimiento del hijo.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 352. La posesión de hijo nacido de matrimonio no puede perderse sino por sentencia ejecutoriada, la cual admitirá los recursos que den las leyes, en los juicios de mayor interés.

    Volver al inicio Volver al indice

  • Artículo 353. Si el que está en posesión de los derechos de padre o de hijo fuere despojado de ellos o perturbado en su ejercicio, sin que preceda sentencia por la cual deba perderlos, podrá usar de las acciones que establecen las leyes para que se le ampare o restituya en la posesión.

    Volver al inicio Volver al indice

  1. << CAPITULO I
  2. CAPITULO III >>