Ley Federal del Trabajo

  • CAPÍTULO II - OBLIGACIONES DE LOS TRABAJADORES
    • Artículo 134.- Son obligaciones de los trabajadores:

      I.- Cumplir las disposiciones de las normas de trabajo que les sean aplicables;

      II. Observar las disposiciones contenidas en el reglamento y las normas oficiales mexicanas en materia de seguridad, salud y medio ambiente de trabajo, así como las que indiquen los patrones para su seguridad y protección personal;

      III.- Desempeñar el servicio bajo la dirección del patrón o de su representante, a cuya autoridad estarán subordinados en todo lo concerniente al trabajo;

      IV.- Ejecutar el trabajo con la intensidad, cuidado y esmero apropiados y en la forma, tiempo y lugar convenidos;

      V.- Dar aviso inmediato al patrón, salvo caso fortuito o de fuerza mayor, de las causas justificadas que le impidan concurrir a su trabajo;

      VI.- Restituir al patrón los materiales no usados y conservar en buen estado los instrumentos y útiles que les haya dado para el trabajo, no siendo responsables por el deterioro que origine el uso de estos objetos, ni del ocasionado por caso fortuito, fuerza mayor, o por mala calidad o defectuosa construcción;

      VII.- Observar buenas costumbres durante el servicio;

      VIII.- Prestar auxilios en cualquier tiempo que se necesiten, cuando por siniestro o riesgo inminente peligren las personas o los intereses del patrón o de sus compañeros de trabajo;

      IX.- Integrar los organismos que establece esta Ley;

      X.- Someterse a los reconocimientos médicos previstos en el reglamento interior y demás normas vigentes en la empresa o establecimiento, para comprobar que no padecen alguna incapacidad o enfermedad de trabajo, contagiosa o incurable;

      XI. Poner en conocimiento del patrón las enfermedades contagiosas que padezcan, tan pronto como tengan conocimiento de las mismas;

      XII. Comunicar al patrón o a su representante las deficiencias que adviertan, a fin de evitar daños o perjuicios a los intereses y vidas de sus compañeros de trabajo o de los patrones; y

      XIII. Guardar escrupulosamente los secretos técnicos, comerciales y de fabricación de los productos a cuya elaboración concurran directa o indirectamente, o de los cuales tengan conocimiento por razón del trabajo que desempeñen, así como de los asuntos administrativos reservados, cuya divulgación pueda causar perjuicios a la empresa.

      Volver al inicio Volver al indice

    • Artículo 135.- Queda prohibido a los trabajadores:

      I. Ejecutar cualquier acto que pueda poner en peligro su propia seguridad, la de sus compañeros de trabajo o la de terceras personas, así como la de los establecimientos o lugares en que el trabajo se desempeñe;

      II. Faltar al trabajo sin causa justificada o sin permiso del patrón;

      III. Substraer de la empresa o establecimiento útiles de trabajo o materia prima o elaborada;

      IV. Presentarse al trabajo en estado de embriaguez;

      V. Presentarse al trabajo bajo la influencia de algún narcótico o droga enervante, salvo que exista prescripción médica. Antes de iniciar su servicio, el trabajador deberá poner el hecho en conocimiento del patrón y presentarle la prescripción suscrita por el médico;

      VI. Portar armas de cualquier clase durante las horas de trabajo, salvo que la naturaleza de éste lo exija. Se exceptúan de esta disposición las punzantes y punzo-cortantes que formen parte de las herramientas o útiles propios del trabajo;

      VII. Suspender las labores sin autorización del patrón;

      VIII. Hacer colectas en el establecimiento o lugar de trabajo;

      IX. Usar los útiles y herramientas suministrados por el patrón, para objeto distinto de aquél a que están destinados;

      X. Hacer cualquier clase de propaganda en las horas de trabajo, dentro del establecimiento; y

      XI. Acosar sexualmente a cualquier persona o realizar actos inmorales en los lugares de trabajo.

      Volver al inicio Volver al indice

    1. CAPÍTULO III >>
    2. << CAPÍTULO I